Translate to...

Amigurumi: alimentar el espíritu de niño/a que todos llevamos dentro

Esto de los amigurumis va mucho conmigo, y mirad por qué, lo dice la Wiki:

El amigurumi es en Japón algo más que un simple pasatiempo, ya que forma parte de la cultura de lo kawaii, término que podría traducirse como mono, tierno, adorable.
Más allá de su uso como figurita decorativa o juguete, el objetivo que persiguen los amigurumis es alimentar el espíritu de niño que todos llevamos dentro. Según la costumbre, cada amigurumi posee un "alma" que lo convierte en el compañero y confidente de por vida de su dueño, proporcionándole protección y consuelo en los momentos de estrés y tristeza.

Estas figuritas son objetos de apego ligados a conceptos de amistad, complicidad y compañía. Proporcionan protección y seguridad a su propietario. En algunos casos, son usados como amuletos personales y también en casas, negocios y puestos de trabajo. En Japón, es usual verlos en las oficinas, al lado de los ordenadores como un símbolo de apego o adorno personal, o como recordatorio de respirar, sonreír y hacer una pausa.
Hace poco tuve la fortuna de aprender de una maestra compañera del Club Handemade: Kari Sakura.  El taller iba sobre motivos navideños, pero una vez cogí la técnica dejé la imaginación fluir y seguí el consejo de los viejos "japos", y este es el fruto del espíritu de la niña que llevo dentro y la adulta que no para de aprender, descubrir, aprender ;):

Es curvy, curvy, presume de celulitis y estrías, tiene canas,  tanto se las colorea como las disfruta,  alegre, coqueta, optimista, entusiasta, luchadora, crítica y reinvindicativa. Me inspira. Le he puesto nombre: Eva. Tiene su propia historia: ella y Adán abandonaron voluntariamente el Paraíso, era un tostón, no molaba nada eso de ser ella sumisa y el tonto. Tiene una historia muy divertida con todas las vivencias que ha arrastrado durante estos milenios de nada, calderilla...










Si quieres ir descubriendo Muñecas Japonesas, o saber más de Eva pásate por  aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario