Translate to...

Dos más en la familia

Es domingo ¿y qué toca? Paseo por El Rastro. Hoy los pies decidieron entrar por La Latina, el Madrid de los Austrias, exactamente por la Plaza de la Paja, con su Jardín del Príncipe de Anglona, previo paso por un café en unas de sus inclinadas terrazas, sí, la plaza tiene una pendiente que le da su punto, pero nada, el café no se cae y tú no sales rodando. Sólo puedo decir que es un rincón precioso, donde todo se detiene, parece que nada estuviera pasando (y pasa), otra época, otro mundo, un momento único.


Foto encontrada aquí

Y bueno, a lo que iba, una vez dentro del mercado dominical, tocó recorrer también por cortesía de los pies otro de sus rincones: la calle de los pintores, and this is:

Calle de los pintores, una de tantas "temáticas".
Aquí lo miso encuentras un marco para ese lienzo, foto,... que tenías esperando (ellos mismos te lo colocan en un plis plas), que te enamoras de un cuadro precioso que el propio autor te enseña gustoso. Como no, recomendable. Y justo en esa esquina decorada por variadas y variopintas obras, girando a la izquierda, apareció un rincón de rincones:  una tiendita de  "antigüedades":



Vista de la entrada trasera a la tienda
Patio contiguo a la tienda
La ropa recién tendida

Hay objetos de todos los tipos y colores, con una cosa en común: antes pertenecieron a alguien. Muebles antiguos, muchos de ellos me recordaron a los que mi abuela cuidaba (cuida) con tanto esmero, los que le hizo el señor carpintero por encargo antes de su boda. Otros, más setenteros. Hermosos. Acompañándolos  lo que cabe y se guarda en una casa, en una vida: vajillas, fotografías, joyeros con la foto de aquel caballero atesorada entre pendientes, cuadros, los bastones de los abuelos, .... En fin, vidas, vidas enteras amontonadas ahí adentro. Subyuga pensar qué sería, qué fue de cada una de ellas. En representación de tantas historias traje algunas que seguir cuidando.... o que me cuidarán. Me atraparon:



La maleta del artista y las fábulas de algún@ inquiet@

 La maleta es un absoluto tesoro: tenía muestras de pinturas, servilletas de papel manchadas de algún ungüento amarillo que no logré distinguir, virutas de colores que alguien almacenó y transportó quién sabe a dónde: ¿a la plaza con su caballete, a clases de Doña Juana de tres a cuatro, a la academia,....? Tiene una pequeña huella distintiva: un "RA" dibujado en azul y un 78 escrito con letra de caligrafía y a lápiz en el fondo. Y esos pequeños detalles de lo "hecho a mano": los topes, los cierres, el barniz que le da lustre al paso de los años,...






Ahora seguirá guardando colores, otra cosa no tendría sentido. Guardará los utensilios de costura y los ramalazos de creatividades.Ya se han presentado, poco a poco irán haciendo camino, quién sabe por cuánto tiempo y quién sabe a dónde. Una y otros se andan hablando:




Y con/tras/entre ellos letras: las Fabulas de Iriarte. Cada una de estas fábulas con ilustraciones preciosas. Esta es una de ellas,... 



"La víbora y la sanguijuela" Idónea para estos tiempos, y para algunas ocasiones cotidianas ¿la enmarco?


Y ya en casa  me entero husmeando por la red sobre este señor, Iriarte, que era chicharrero, de La Orotava, que hace más de 200 años paseó por estas calles. La vida, tiene estas cosas.


Ilustración del libro: libros, tesoros.

Los seres vivos y respirantes nos vamos, dejamos de ser, nos convertimimos es polvo, abono y abandonamos el espacio; pero ¿y los objetos que vamos generando, esos que nos van acompañando? ¿Es necesario desechar los "viejos" para reemplazarlos por nuevos? Creo que a esto, como a muchas otras cosas, podríamos darle un par de vueltas en la sesera, a ver a dónde nos lleva. Cada objeto tiene el valor de la utilidad y el sentimiento que queramos darle, y cuánto más largo ha sido su viaje más cosas podrá contarnos, más sentido aportará a nuestro viaje, mayor creatividad podremos darle, además, de ser una opción responsable, consciente, real sobre las cosas.

Curiosamente este cartel también andaba colgado por el rincon de las "antigüedades":

¿Pensamos?




No hay comentarios:

Publicar un comentario